CUANDO NO SE CIERRAN BIEN LOS CICLOS

/, Desarrollo personal, Nueva Conciencia/CUANDO NO SE CIERRAN BIEN LOS CICLOS

CUANDO NO SE CIERRAN BIEN LOS CICLOS

Ya sabéis que estamos en un año numero 9, año para finalizar ciclos y prepararnos bien para empezar uno nuevo. Todo aquello que deba ser concluido, cerrado, acabado, o bien lo hacemos por nosotros mismos, conscientemente y con valentía o bien el universo, la vida, te lo cerrará y entonces será a su manera y no a la tuya.

Hay mucha impaciencia en este año. Mucha inestabilidad y muchas ganas de empezar con algo nuevo que nos de vida, alegría y nuevas energías para emprender nuevos retos personales, profesionales, espirituales que nos hagan evolucionar, crecer y avanzar.

A veces cometemos el error de hacer todo de prisa y creer que ya esta, cerrado, por la impaciencia y la ansiedad muchas veces que tenemos acumulada en nuestro interior, no solo de ahora sino de años y años. Y entonces nos equivocamos, nos confundimos, nos tropezamos. Nos creemos todo cuanto nos dicen, nos creemos todo cuanto nos cuentan y actuamos con las prisas que nos ocasionan confusión mental.

Tomar decisiones desde lo más bajo de nuestro ser no nos conduce a un siguiente nivel más elevado, al contrario, nos retiene en el mismo y si más no, casi puedo afirmar que casi siempre te hace bajar un poco más, o quizá retroceder. Hay que ser IMPECABLES en un cierre de ciclos, hay que ser absolutamente IMPECABLE para no acumular más karma, para no tener que repetir y sobretodo porque un paso en falso nos hace que no tengamos la conciencia tranquila y que nuestro ser no nos permita ni siquiera seguir con aquello que creíamos haber empezado.

No podemos andarnos con tonterías cuando estamos llevando a cabo una Maestría, o cuando somos conscientes de todo cuanto está pasando, o cuando estamos bastante despiertos y quisiéramos pasar desapercibidos, dar un salto, sin haber abrochado bien, con un broche de oro lo que tiene que ser concluido.

No tengamos prisa. No hay que correr. Hay que andar con paso firme y a buen paso. Y si no tenemos claridad pues, pararnos y esclarecernos para poder elevar nuestro ser y nuestro espíritu y poder hacerlo de una manera soberana y desde una conciencia elevada, con amor.

¿Cómo se pretende empezar ciclos cuando no se ha hecho un trabajo de limpieza interior, de desapego, de perdón, de soltar, de liberar? No solamente a nivel mental, sino a todos los niveles. A todos. Porque sino, el siguiente ciclo estará intoxicado de todo aquello que arrastras de los anteriores y entonces es cuando nos metemos en la rueda de hámster intentando salir por alguna lado y no sabemos cómo. ¿Cómo? Pues parándote y saliendo de ella. ¿Tienes claro a donde vas? ¿Tienes claro lo que quieres en tu vida? ¿HAs identificado ya cuando estás en lo más bajo de tu ser o cuando en lo más elevado? ¿Has aprendido ya a tomar decisiones en solitario y sobretodo sin dejarte influenciar por nada, por absolutamente nada?

El pimpón es un juego muy divertido en el cual a veces todos nos encontramos jugando. Ahora estoy arriba y ahora estoy abajo. Dualidad. Desde un lado creo que lo mejor es esto, pero desde el otro veo que lo mejor es lo otro. Ante la duda, desde luego, hay que quedarse siempre con lo más elevado, con lo más luminoso, con aquello que te hace sentir paz, bienestar, serenidad, sosiego, armonía, alegría, amor, sobretodo amor. Aquello que te permite SER sin más, estar contigo, ser uno con la vida. Eso te devuelve a tu centro para retomar tu luz y tu claridad y actuar desde esa certeza y sabiduría interior y haciendo acopio de todos tus conocimientos y experiencia para no tener que repetir lección.

Como terapeuta que soy, escribo este artículo a bien de que sea de ayuda para todos y esclarecedor y sobretodo que nos guíe un poco hacia lo que tiene que ser algo constructivo en un futuro, es decir una nueva vida, un nuevo ciclo que empezará más o menos el próximo año, pero que ya se puede estar preparando  ahora, puede haber atisbos y/o también, como he dicho antes, confusiones por la prisa que tenemos.

Me encuentro a personas que vienen a consulta con mucha ansiedad. Algunos tuvieron que recurrir (me confesaron) a productos químicos para parar su mente y dejar de escuchar a esa vocecita de su conciencia que no paraba de repetirle y mostrarle imágenes de los errores garrafales cometido y que así, de esa manera, no era posible ascender ni avanzar. Otros recurren al alcohol, engañándose a ellos mismos, mintiéndose de que no pasa nada por tomar una cerveza y se pasan el día de cerveza en cerveza o de vino en vino, sin ser capaces de resistir más de dos días sin esa toxicidad y esa embriaguez en el cuerpo, dado que estar despejado les supone escuchar la voz de su conciencia y ver con claridad muchas cosas que no les gusta ver de ellos mismos. El autoengaño cuando estás llevando a cabo una Maestría o repito, cuando ya estás bastante despierto y además comprometido con tu evolución, no será posible, porque siempre habrá alguien o algo que venga para hacerte ver la verdad, aunque no te guste.

Cuantas personas hay que deciden finalizar su relación amorosa y en lugar de hacerlo de manera IMPECABLE, resulta que hacen lo de siempre. Es decir, si sientes que ya no quieres estar más con tu pareja, primero se lo tienes que comunicar, cuando veas que realmente es así y que ya llevas un tiempo sin sentir lo mismo. Quizá decidáis esperar un poco para ver si el fuego se aviva, la llama del amor vuelve o surge nuevamente la magia, pero si en ese tiempo pasa alguien por delante que te hace sentir un chorro de amor y crees haberte enamorado, lo primero es (con un par de ovarios  o con un par de cojones, hablando claro) decirle a tu pareja lo que te está sucediendo, decirle que te vas a alejar porque quieres probar con esa persona. Y entonces todo es perfecto. Porque sueltas y liberas para permitirte y le permites también a ella y eso es lo correcto. Lo incorrecto y demoledor es cuando decides probar y no le cuentas nada a ella. Y te vas de repente con una excusa y no regresas en una semana y al volver le cuentas a tu pareja que hay otra persona y que ya te has acostado incluso con ella…

¿Sabes lo que representa eso? Pues ni más ni menos, un retroceso evolutivo. Has faltado al respeto, has mentido, no has sido honesto ni honrado, la has engañado y además has permitido que ella siguiera teniendo esperanzas con respecto a lo vuestro, mientras tu te has ido a pasar unos días a casa de unos amigos mintiendo como un cosaco todo los días… Sin palabras ni comentarios. Esto es un caso real y verídico pero esto sucede a diario y así andamos… Así no es posible evolucionar. Si andamos siempre haciendo lo mismo.

Luego hay otros caso como por ejemplo de personas que no quieren identificar que sus excesos a todo los niveles son sus excesos internos. Personas que acumulan, acumulan, acumulan y acumulan y esa misma acumulación interior, emocional, física de exceso de peso, emocional, porque no sueltan sus emociones y además a nivel ya material, es decir, que vas a sus casas y tienen absolutamente todo atiborrado de trastos viejos, facturas del 90, toda clase de artículos inservibles en sus cajones, acumulación de ropa vieja, cuadros viejos, agendas caducadas de trabajos obsoletos, etc.

Puedo seguir , pero creo que es suficiente.

¿Cuando vamos a coger el toro por los cuernos? ¿Cuando vamos a ser valientes y capaces de concluir de verdad, de finalizar de verdad, de resolver de verdad en lugar de ir llevando de un lado a otro todo cuanto tengo? Ya que tenemos esta gran oportunidad nuevamente de finalizar y concluir con lo viejo, hagámoslo de verdad, a lo grande y de manera IMPECABLE. A no ser que queramos seguir viviendo en la mentira y dar vueltas a la rueda de hámster. Y sobretodo, para aquellos más avanzados y evolucionados esto sí que supone un gran reto. Porque esta es nuestra gran oportunidad de crecer a lo largo y no a lo ancho ¿se entiende, verdad? Ir hacia arriba en lugar de ir dando vueltas, tumbos a los lados o peor, irte hacia abajo.

En todo esto, lo mejor es recordar que lo que hacemos al otro nos lo hacemos a nosotros mismos. Y que como si se tratara de la isla del centésimo mono, si cada uno de nosotros hace su trabajo de manera impecable y logramos dar un saltito adelante bien dado, no solamente nos sentiremos bien con nosotros mismos sino que estaremos ayudando al de al lado a que adquiera el mismo comportamiento y actitud para con su vida y eso, nos hace evolucionar y avanzar a todos.

Si yo avanzo, tú avanzas. Lo que trabajo en mi, sin duda alguna repercutirá en ti. Tenedlo muy en cuenta.

Montserrat Fernández Romera

 

About the autor:

Cambiar tu Vida es Fácil

"La Creadora" nos muestra como nuestros pensamientos pueden generar poderes nunca imaginados. Un cambio de información consigue cambiar la estructura molecular de una persona, transformando las fuerzas de destrucción, la enfermedad, en energía creadora. La autora se recuperó de una enfermedad considerada degenerativa. Si ella consiguió crearse un cuerpo nuevo, tú también puedes hacerlo.

La Conexión®, un salto Cuántico en Concienciación

"La Conexión®" restablece la sintonía entre las líneas energéticas de nuestro cuerpo y la red energética del planeta y del Universo. Nos sitúa a cada uno en el justo camino de la vida y nos deja avanzar en un estado de equilibrio activando un intercambio continuo de luz e información, adecuada a cada ser. Permite la conexión con las piezas o componentes de ADN y la reintegración de las “cuerdas” o “filamentos” (planos de existencia simultáneos o paralelos).