ATRÉVETE A CAMBIAR TU VIDA

ATRÉVETE A CAMBIAR TU VIDA

Cuando no eres feliz, es porque no estás siendo quien realmente viniste a ser, es porque no estás haciendo lo que le llena a tu alma, es porque no estás en el lugar que te corresponde. Esperar a que la vida cambie es algo que forma parte de la dualidad y de la vieja energía, así como de creencias obsoletas y caducas.

Estamos viviendo tiempos de transformación y empoderamiento, tiempos de cambios emocionantes y únicos en nuestras vidas y hay que pasar por ellos de la mejor manera que sepamos.

Si no estás a gusto, atrévete a cambiar, aprovecha estas nuevas energías de cambio y sintonízate con la vida que deseas y empieza a crearla y a hacerla realidad.

Cuando realmente deseas algo en tu vida, tienes que desapegarte del resultado final. Lo primero es lanzar tu petición al Campo, al Universo y dejar que te llegue el pedido de lo que te atreviste a pedir.

Si te creas la necesidad del resultado, el universo ter traerá más necesidad como respuesta a tu petición. Si te apegas al resultado, lo único que consigues es retrasarlo más. Si lo limitas, el universo te limita.

Tienes que pensar, desear, creer, sobretodo creer que todo cuanto has lanzado al universo como petición, ya está en camino. Sencillamente porque tendrás esa certeza y si no la tienes, créala en ti. Siente que así será. Dile al universo quien eres y dile que ha llegado el momento de que te haga llegar lo que es para ti, reclama tu herencia divina (cuidado, no reclames herencias insanas de ancestros, sino tu verdadera herencia divina) aquello que sientes que eres y quien eres, lo que realmente crees y sientes que vas a vivir a partir de ahora.

ENERGÍAS DE LUZ PARA ATRAER Y GESTIONAR TU ABUNDANCIA

Aquello que necesites en tu vida, el universo te lo hará llegar. Tienes que confiar en que si te encuentras en una situación que no te gusta, sin trabajo, sin amor, sin dinero, ten fe y sabe a ciencia cierta, ten la certeza de que el universo te hará llegar todo cuanto sea menester. Pero tienes que confiar, tienes que tener fe. ¿Acaso crees que si existe un Dios, va a dejar que te mueras de hambre por ahí? NO. Seguro que no. Si crees en esa energía superior, en esa inteligencia infinita que todos hemos sentido y notado alguna vez, te aseguro que todas las necesidades que tengas, las tendrás cubiertas, lo único que se requiere es que hagas entrega de esas necesidades, no las retengas en ti, ni a las carencias, no te quedes vibrando ahí, cambia, sintoniza otra frecuencia, cambia el pensamiento, sal de esa ruedita de hámster, piensa bien, ten creencias elevadas, eleva tu espíritu, tu ser, tu conciencia. Elévate y deja todo en manos del universo, sabiendo que todo se está ya resolviendo para ti. No te pongas límites, que todo lo que pidas sea ilimitado.

Todo lo que sientes que es para ti, pídelo. Y se te darán todos los recursos para que lleves a cabo en esta vida, en este mundo, todo cuanto estás destinado a hacer. Vivirás desde el desapego, vivirás una situación sin apego y serás capaz de disfrutarlo también sin apego.

Todas tus ideas, todo lo que puedas imaginar, ya es abundancia. Tu intuición te lleva directamente a la abundancia. Si piensas algo y te empiezas a entusiasmar con ello, ya te estás poniendo en la sintonía de la abundancia. ¿Puedes imaginar como quieres vivir tus próximos 10 años?. Tienes que pedir con precisión, que el universo entienda todo muy bien, que esté todo muy clarito. Si no sabes pedir, tendrás que aprender a hacerlo. Sé preciso. Pide sin miedo. Pide sin necesidad. Es decir pide desde la certeza en tu corazón de que eso es lo que te va a llegar. Sobretodo hay que pedir sin dobles intenciones escondidas y también sin entorpecer ni entrometerte en la vida de los demás.

Cuando nos centramos en la lucha, lo único que hacemos es reforzar aquello en lo que estamos luchando. No hay que luchar. Aquí no se viene a luchar. ¿Contra quien? ¿Contra qué? Por supuesto hay que esforzarse, pero sin lucha. No hay nada que temer, cualquier situación por la que estés atravesando ahora, únicamente es un reflejo de algo que está en ti. Ello te habla de ti. De un aspecto de ti que tienes que disolver, resolver, solucionar. Nada más. Si hay miedo habrá que analizar qué es lo que hay detrás de ese miedo, qué es lo que se miedo esconde en realidad. Y es mejor que empieces a mirarlo cara a cara cuanto antes para que ese miedo no te cree situaciones de pobreza, sobretodo de pobreza mental, de pobreza de pensamiento.

Ríete en tu vida, con la vida, sonríele a la vida.

La sonrisa cambia la composición del universo, al igual como el enfado también. Por eso es mucho mejor reír, sonreír porque los resultados de ello son más rentables que quedarse en el enfado, en la tristeza, en la amargura.

Sé compasivo, amoroso, alegre, haz el bien siempre que puedas, sin miramientos. Focalízate siempre adelante, ve siempre hacia delante. Deja el pasado atrás y deja de esperar nada de lo que ya hiciste, ofreciste o sembraste. No busques que nadie venga a reconocerte nada, ni a aplaudirte, cuando sea el momento ya llegará el reconocimiento, la gratitud.

Estate más atento en lo que das que en lo que vas a recibir. Porque el universo siempre devuelve lo que tú ofreces, multiplicado. Con lo cual, esmérate en dar lo mejor y olvídate del resultado y/o las recompensas.

Y si resulta que no estás siendo muy consciente de lo que das, solo tienes que ver qué es lo que estás recibiendo, así te harás una idea de si te gusta seguir con esa actitud o mejor será cambiarla.

Para que en tu casa pueda llegar algo nuevo, primero tendrás que desprenderte de lo viejo.

En definitiva, no puedes meter ropa nueva en unos cajones que están repletos de ropa ya desgastada y vieja. Si no eres capaz de desprenderte de lo viejo, seguirás repitiendo cosas parecidas. Si no eres capaz de eliminar creencias viejas y obsoletas y pensamientos anquilosado y antiguos, tu vida poco puede cambiar y entonces te encuentras repitiendo situaciones y experiencias.

Si vamos acumulando riqueza, un día nos rebosarán (la avaricia rompe el saco) Si vas guardando rencores y resentimientos a la larga puedes enfermar, si tienes conflictos guardados, tarde o temprano aflorarán y tendrás que solucionar. Muchas veces guardas cosas por si algún día las necesitas y en verdad no hay que guardar nada más. Y cada vez que guardas algo, las neuronas se ocupan de eso.

Hay que aprender a ser desapegado y desprendido. Hay que saber limpiar nuestra casa interior, nuestra cabecita de pensamientos insanos, viejos. Creencias que no son nuestras. Hay que empezar a usar nuestra inteligencia emocional. Empezar a mirar a las personas de otra forma, empezar a centrarnos más en las virtudes de las otras personas, en lugar de su defectos. Empezar a reaccionar menos para evolucionar más.

Empieza a pensar por ti mismo y no dejes pensar por nadie y menos por tus pensamientos.

Que no te arrastren tus pensamientos. Cuanto más nos obcequemos en algo, más viviremos en dualidad. Cuanto más en contra estemos de una situación, mas viviremos su opuesto, viviremos los juicios que hacemos los demás.

Todo lo que soy capaz de imaginar, soy capaz de crear. Todo es posible en este universo ilimitado.

Comparte, vive, disfruta de tu abundancia libremente, enseña todo cuanto sabes y no dejes de aprender. Enseña a los demás a conocer su abundancia, no les apoyes en sus ilusiones de escasez, y de carencia o de lo contrario te percibirás a ti mismo como alguien necesitado.

A veces paso por alguna tienda y veo algo que me recuerda a alguien y voy y lo compro y se lo llevo. A veces me dice “pero si no es mi cumpleaños”. ¿Y? Sé libre. Siéntete con la libertad de hacer y deshacer, de dar y regalar cuando lo sientas, no cuando sea una obligación. Piensa a lo grande y apoya los pensamientos de grandeza como: certeza, desapego, plenitud, gratitud, ilimitado, abundancia, felicidad…

Uno de los pensamientos más poderosos y potentes que existen es la Gratitud, hay que dar las gracias siempre por todo. Si eres agradecido el mundo también lo será contigo. Si eres abundante, te sentirás abundante, si quieres abundancia siéntete abundante, actúa como si ya fueras abundante, con certeza. Porque en verdad lo eres. Todos somos abundantes y prósperos, si no estás experimentando esto en tu vida es porque te has creído algo de los demás que no se corresponde con tu creencia verdadera. Si crees que te mereces poco, vas a recibir poco, siempre tienes lo que te mereces. O mejor dicho, lo que crees que mereces.

Lo que bendigo y agradezco en mi vida es lo que vivo. Lo que juzgo en mi vida, también es lo que vivo. El universo siempre me da la razón.

Es muy fácil: bendice y agradece, siéntete feliz por todo cuanto vives en tu vida, por todo aquello que hay de bueno y que te hace feliz, agradécelo y lo verás multiplicarse. Porque el universo te corresponde con la ley de atracción. Aquello que más bendices y agradeces vuelve a ti multiplicado, pero cuidado, porque aquello a lo que criticas y juzgas también.

Recuerda sintonizar bien tu frecuencia. Si en tu mente aceptas una realidad es la que se manifestará en tu vida.

El resultado de un pensamiento incorrecto, insano y repetitivo es el sufrimiento. Si sufres por una situación y piensas como te gustaría que fuera aquella situación, lo primero que tienes que hacer es aceptarla, aceptar lo que ocurre. Si quieres transmutar lo que te ocurre, sufriendo, lo vas a pasar muy mal. Tienes que examinar con mente abierta y la respuesta aparecerá sin falta.

Aceptación, aprendizaje y cambio.

Si te centras en algo, esto aumentará, porque estás proyectando toda tu atención en ello, con lo cual, deja de prestarle atención y así desaparecerá. Todo cuantos estás viviendo en este momento lo has pedido tú.

Tu mente es infinita.

Dicen que uno de los momentos más idóneos para crear es al despertar a las 6 de la mañana.
Empieza a programar tu vida. Alimenta tus proyectos. Créate tu realidad, créate tu vida, sueña a lo grande y déjate sorprender.
Rodéate de personas que te sumen y te multipliquen, que crean en ti. Alinéate y armonízate con lo que eres. Alimenta tus sueños, continuamente, y deja al universo que actué.

El universo es abundante y para él no existe la carencia, no hay escasez de nada.  Entrégate a él. Deja que él se encargue de todo, incluso de administrar tu tiempo.

Verás como con estas pequeñas pautas, en breve tu vida cambia a mejor, pero no será por arte de magia, será por esa magia que hay en ti y que pusiste a funcionar.

Montserrat Fernández Romera
La Conexión® y  A.S. Activación del Ser®
Coach de la Nueva Conciencia
Experta en Gestión Emocional
Creadora-Comunicadora-Divulgadora-Autora-
Maestra-Facilitadora-Formadora
www.lacreadora.es · www.activaciondelser.com
Libros: “La Creadora”, “El Mundo que Yo Creo”
y “Creando Unidad”, “La Conexión®” de Natural Ediciones
Tels. 91 898 47 15 – 650 39 88 80 (10 a 20 h)

About the autor:

Cambiar tu Vida es Fácil

"La Creadora" nos muestra como nuestros pensamientos pueden generar poderes nunca imaginados. Un cambio de información consigue cambiar la estructura molecular de una persona, transformando las fuerzas de destrucción, la enfermedad, en energía creadora. La autora se recuperó de una enfermedad considerada degenerativa. Si ella consiguió crearse un cuerpo nuevo, tú también puedes hacerlo.

La Conexión®, un salto Cuántico en Concienciación

"La Conexión®" restablece la sintonía entre las líneas energéticas de nuestro cuerpo y la red energética del planeta y del Universo. Nos sitúa a cada uno en el justo camino de la vida y nos deja avanzar en un estado de equilibrio activando un intercambio continuo de luz e información, adecuada a cada ser. Permite la conexión con las piezas o componentes de ADN y la reintegración de las “cuerdas” o “filamentos” (planos de existencia simultáneos o paralelos).